Must be hard, remember that.

Must be hard, remember that.
ONLY BELIEVE IN YOUR DREAMS

jueves, 29 de diciembre de 2011

More, more and more..

Dicen que al primer amor nunca se le olvida. Dicen que cuanto más quieres a alguien, menos lógica tiene todo. Dicen que a veces el estar separado de las personas que quieres no te hace dejar de quererlas si no quererlas aún más. Dicen que la edad no importa y que tarde o temprano siempre llega algún amor, que marca. Pero todo eso son sólo cosas que dicen. Yo a día de hoy me he dado cuenta de que el amor va mucho más allá. Que ni en un trillón de textos se podría explicar. ¿Cómo explicar con palabras lo que se siente cuando él apoya la cabeza en tu hombro y le escuchas respirar?, ¿Cómo consigues explicar ese hormigueo que te recorre por el cuerpo cuando él acaricia tu espalda?, supongo que de las pocas cosas ciertas que dicen es eso de que las cosas más bonitas, como el amor, no se dicen si no se sienten.
Miguel Hernández Aswani, sólo tú.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Migui,

Nunca habia querido tanto a nadie, sabias? Es una sensacion.. Indescriptible,
supongo que eso tiene algo que ver con la persona por quien lo siento. Me encanta
mirarte a los ojos y que sin necesidad de intercambiar palabra, sonrías.
Me encanta cuando me haces cosquillas por a espalda hasta que consigues que me
desternille de la risa. Me encanta que me conozcas como nadie más lo hace, en todos
los aspectos. Adoro que seas mi punto de apoyo. Pero amor, esto no quiere decir que
no hayan miles de momentos en que te odie por ser idiota y en que me encantaria estrangularte
por la cantidad de estupideces que dices a diario. Pero supongo que también elegi enamorarme
de tus defectos, y para serte sincera, a dia de hoy no conozco otros defectos que me
enganchen tanto como los tuyos.

martes, 20 de diciembre de 2011

Are you.

Una y mil veces más, tú. A éstas alturas ya puedo decir que eres lo único que me llega a importar de verdad y mi único punto débil. Eres mi luz en la oscuridad y esa mano que me guía hasta el fin del mundo. Eres los ojos que veo reflejados en el agua y mi reflejo en el espejo. Eres la sonrisa que se dibuja en mi cara cada mañana y la lágrima que cae por mi mejilla alguna que otra tarde. Eres mi calma y mi tempestad. Eres cada una de las promesas que he cumplido y todas las que me quedan tanto por cumplir como por incumplir. Eres cada una de las palabras que se lleva el viento y de hechos que demuestran amor. Eres ese ruido que retumba en las paredes de mi cuarto y que llena los pasillos de mi casa de vida. Eres cada una de las fotos en color y en blanco y negro que existen. Eres cada una de las mentiras piadosas que digo y de las verdades que me salen del corazón. Eres cada dibujo que hago en la libreta y cada trazo que escribo. Eres un te quiero y un te odio al mismo tiempo. Eres cada gota de lluvia que cae y cada rayo de sol que me deslumbra. Eres esa carcajada que quiero escuchar y ese sollozo que voy a impedir. Eres ese para siempre que no tiene final. Eres mi nunca y mi destino. Eres todo, definitivamente todo.

lunes, 19 de diciembre de 2011

M,

Hoy supongo que me apetece darte las gracias. Gracias por esos días completos conmigo. Por hacer que mi piel se erize sólo por el hecho de tenerte cerca. Gracias por ser tú el único que quiero que recorra mi cuerpo con la yema de sus dedos y que lo conozca hasta tal punto, en que si mi cuerpo fuese un mapa mudo, obtuvieras matrícula de honor en la colocación de mis lunares. Gracias por hacerme sentir que ésto va a ser para siempre. Por todos esos momentos en que un te quiero susurrado al oído siempre es perfecto, o quizás no lo sean pero por el hecho de que me lo dices tu, sí que lo son. Gracias por quererme a pesar de mi testarudez, de mi insoportable mal humor, de mi infantilidad en muchos casos. Gracias por soportarme a pesar de todo y por sacarme una sonrisa siempre. Por conseguir que aun cuando estamos enfadados una sonrisa se dibuje y todo deje de importarme. Gracias por conseguir que todo mi alrededor desaparezca cuando tú me agarras la mano, o sencillamente me colocas el pelo. Gracias por ser un niño pequeño y hacerme reír a carcajadas con tus idioteces. Gracias, por volver a mi vida. Y te prometo que ésta vez, será para quedarte.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Pienso, luego existo.

La mayoría de las veces nos preguntamos los: ¿Por qués? sin pararnos a pensar en los cómos. Nos pasamos la vida buscando respuestas a preguntas que no tienen ni pies ni cabeza, sin darnos cuenta de que la mayorías de las veces, y la mayoría de cosas importantes no son preguntas, y en el caso de que lo fueran, tampoco tendrían respuestas. Nos empeñamos en quitarle el jugo a la vida, dándole respuestas a cosas tan simples como el amor. ¿Quién fué el estúpido que se preguntó qué era el amor?, son cosas que no tienen explicación, se sienten y ya está. Deberíamos de dejar de buscarle un por qué a todo, y empezar a plantearnos que no es tan sencillo como formular una pregunta y buscarle una explicación, lógica. Es cuestión de vivirlo, vivirlo y disfrutarlo. Sentirlo. Aprovecharlo. Entenderlo. No arrepentirte de ello. Se trata de disfrutar del momento, como si fuera el último.

jueves, 15 de diciembre de 2011

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Nada de lo que sucede se olvida,

aunque tú no puedas recordarlo.

:::::::::::::

Definitivamente, amor, nunca se ha contado una historia como la nuestra. Llena de tantos baches, obstáculos y meteduras de pata. Pero puedes tener claro, y te afirmo, que nunca una historia fue creada con tanto amor como la nuestra. Porque ya sabes que nosotros no somos de querernos ni mucho ni poco, si no como tan sólo nosotros sabemos.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Welcome,

Happiness

Yo no elegí quererte.

pero no habría podido elegir a nadie mejor que tú. Porque ahora sé que de alguna manera tuve la opción de decidir quién era la persona a quien quería escuchar al otro lado del teléfono, a quién esperar despierta hasta que llegara de fiesta, a quién ver llorar y hacer reír. Yo decidí sin darme cuenta que ibas a ser tú esa persona que me vería dormir todas las noches y despertase con cosquillas por las mañanas. Decidí que fueras tú el que me volviera adicta a sus besos, y quien me hiciera llorar de emoción o de miedo a perderle. Yo pude elegir que fueses tú a quien poder perdonárselo todo y a quien odiar a veces incluso hasta hartarme. Yo a día de hoy sé que pude elegir que fuesen tus manos las que encajasen perfectamente con las mías y tus dedos los que persiguieran por todo mi cuerpo a mis cosquillas. Que fueses tú el que se conociera cada palmo de mi piel como un niño pequeño reconoce el ruido de su sonajero. Decidí que fuesen tus carcajadas las que llenaran los pasillos de mi casa todas las tardes, que fuesen tus ojos los que me llenaran todas las tardes, que fuesen nuestras películas las que me hicieran llorar, y que fueses tú la única persona que me gustaría que pasara conmigo todos y cada uno de los días del resto de mi vida. Para serte sincera, no sé si es cierto eso de que puedes elegir de quién enamorarte. Pero en el caso de que ésto sea cierto, yo no pude haber elegido ni si quiera conscientemente a nadie mejor que tú. Porque siento que te conozco de toda la vida. Que sabes cada movimiento que voy a hacer, cada gesto, reconoces mis tonos de voz, mis defectos, mis virtudes, entiendes mis paranoias y cuando no lo haces intentas entenderlas también, cruzas todos y cada uno de los límites que tengo y aun así, sabes qué hacer siempre para que te perdone. Y amor, la verdad es que te perdonaría una y mil veces más todas las metidas de pata del mundo, si puedo disfrutar un sólo día de ser yo la causa de tu sonrisa.

Para siempre,

Te lo prometo.

viernes, 9 de diciembre de 2011

...And in that moment,

i swear we were infinite.

Nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños..

Que eres tú mi alegría..

Muero por tu esencia que me hace extrañarte, que me hace soñarte cuando más me haces falta. Pido por la mañana que a mi lado despiertes enrredado en la cama, hay cómo me haces falta.. Que soy yo quien te espera, que soy yo quien te llora, que soy yo quien te anhela los minutos y horas. Me muero por besarte, dormirme en tu boca, me muero por decirte que el mundo se equivoca.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Eres todo.

Me he dado cuenta de que prefiero discutir tropecientas veces contigo y dejarme la vida llorando que no sentir nada. Le cogí asco a ese vacío que sentía cuando tú no estabas. Por alguna extraña razón, no sé cuál, y la verdad, quiero seguir desconociéndola, eres esa persona que me hace despertarme cada mañana y tener ganas de superarme, sólo por el hecho de seguir viéndola a diario. ¿Sabes amor?, me dijeron una vez que el amor dependía del cerebro, y que uno elige de quién se enamora, inconscientemente. A día de hoy, sigo creyendo que eso es mentira. Lo creo e incluso me atrevería a afirmarlo que dependen del corazón. Y lo sé.. lo sé por cómo se me dispara el pulso cuando entras por la puerta de casa, y lo sé por la cantidad de mariposas que revolotean en mi estómago cuando consigo hacerte sonreír, y por las miles de lágrimas que se me acumulan en los ojos cuando me imagino que no estás, y por las ancias increíbles que siento de tenerte cerca cuando no hace dos minutos cruzaste la puerta para irte a tu casa. Y es que supongo que después de todo éste tiempo, después de tantos errores y tantas rectificaciones me he dado cuenta de que si al primer amor, es al que nunca se le olvida, no quiero tener más.

Dicen que los humanos sólo vemos lo que queremos ver,

Y da la casualidad de que yo, tan sólo te veo a ti..
Qué irónico. Mi peor error, es el causante de la mayor de mis sonrisas.

¿Sabes mi amor?

Por cosas como éstas sé que ha merecido la pena luchar por todo ésto, por lo nuestro.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mimelo(L)

-¡Amor!¡amor!, vamos a jugar a un juego, ¿Vale?
+¿A cual?
-Vamos a jugar a querernos, y el que se enamore, pierde.
+Entonces ya tenemos la partida más que perdida.
-Game over.

NO te vayas.

Últimamente me he dado cuenta de muchas cosas. Entre ellas que contigo puedo creer en la eternidad y por momentos sentir que mi vida sólo depende de ese instante en el que me acaricias la cara y me besas. Me has enseñado que tengo que puedo creer en la probabilidad de lo improbable y la posibilidad de lo imposible. Y de eso me di cuenta.. sí, en el momento en que abrí los ojos y te vi a mi lado. No sé cuántas veces me habré dado cuenta de ésto, lo que sé es que cada vez me gusta más entenderlo, estoy jodida y locamente enamorada de ti.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Mi viiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiida.

Nunca pensé en abandonar, tengo una balanza y en ella pongo las razones por las que debería seguir adelante y las razones por las que debería dejarlo todo. No sé si era casualidad o era que me molestaba en hacer trampas, pero por alguna razón siempre me convencía por verte cada día, por que tu sonrisa fuera mía, por que tus ojos me mirasen a mí, por comerme el mundo a tu lado… En el fondo no ha cambiado nada, simplemente que ya no hace falta convencerme para saber que eres tú a quien quier